Seguidores

CON CARIÑO PARA TI.

domingo, 8 de abril de 2018

CARTA A MI AMIGA...AMIGA TE AMO Y NO PUEDO DECIRLO POR TEMOR A PERDERTE...SOLO ME QUEDA AMAR EN SILENCIO.

Espero que sepas entender lo que me pasa y porque opté por escribir estas palabras.
No sé lo que es más difícil para mí, si estar lejos de ti o estar tan cerca y ni siquiera poder tocarte. Quisiera poder besarte y expresarte todo el amor que siento y debo intentar olvidar porque te quiero y te respeto, pero más que nada te quiero.

Te quiero y no sé qué hacer con este sentimiento porque sé que me hace daño pero me resulta imposible olvidarte, mucho menos teniéndote cerca todos los días. Siento un vacío en mi vida si tú no estás en ella, un vacío difícil de llenar por más que lo intente, no lo consigo.
Muchas veces pienso porque seré tan tonto y me enamoro de la persona equivocada o porque me enamoro tan fácilmente.

 Son preguntas que me hago día a día y no encuentro la respuesta o tal vez si creo saber cual es y eso sería estar contigo y poder darte todo mi cariño, pero sé que no es posible. Todos los días y a cada momento pienso en ti, y no encuentro distracción, solamente estas tu en mi mente, intento buscar a otra que me haga olvidarte pero no puedo, tú apareces en mis cartas y no puedo. Pienso, pienso, y pienso solamente en ti, las horas que paso despierto pienso en ti y cuando duermo sueño contigo.

Cuando no estabas te extrañaba todos los días e inventaba cualquier excusa para escribirte y saber de ti o llamarte y al menos oír tu voz. No sé si es amor u obsesión, pero creo que sólo hay una manera de saberlo y eso sería intentar algo contigo. Me despierto y me duermo pensando en ti, voy al trabajo y estoy constantemente pensando en ti y no veo la hora de volver a casa y poder verte aunque sea un instante.
Es muy difícil para mí estar a tu lado, tenerte cerca y no pensar en besarte y abrazarte.

Me gustaría tener el valor de decirte todas estas cosas que escribo personalmente pero me expreso mejor escribiendo y además si intento hablarte de esto que me está pasando tal vez no quieras escucharme. Me cuesta tener que tragarme día a día esto que siento, mirarte a la cara y ver tus hermosos labios y contener las ganas que siento de besarlos. Me duele saber que para ti no soy nada más que un amigo, y aun sabiendo cual es la realidad no puedo sacarte de mi mente y mis cartas.

Y lo peor de todo esto es que de alguna manera me está afectando en mi trabajo y no puedo siquiera concentrarme para estudiar porque lo único que deseo es volver a casa y pasar un rato junto a ti. Por las noches me desvelo y me gustaría ir a tu habitación y tan sólo dormir abrazado a ti como alguna vez lo hicimos pero sé que no puedo. Algunas veces no sé si maldecir o agradecer el momento en que te conocí, y el momento en que me fije en ti de otra manera más allá de la amistad.
 Ahora me encuentro sólo a las dos de la mañana, recostado sobre mi cama sin poder dormir escribiendo estas palabras y tu estas tan sólo a unos pasos en la habitación contigua, sueño con que golpees a mi puerta y me hagas compañía, pero a la vez me doy cuenta que eso sólo puede suceder en mis sueños.

Sé que tengo que sacarte de mi mente y olvidarme de ti pero no sé cómo hacerlo, lo intento de mil maneras pero no puedo; si pudiera tan sólo olvidar los besos que te di y que recuerdo a cada instante, pero no puedo; intento olvidarme y vuelven los recuerdos de esa hermosa Nochebuena que pasé junto a ti. No sé por qué lo hiciste, quisiera tener una explicación, porque no sé si eres consciente de lo que me está pasando, no sé si en ese momento solamente jugaste conmigo pero...
A veces también me pregunto si lo hiciste para intentar darle celos a alguien, porque me dijiste que fue algo inmaduro de tu parte, cosa que no me agrada demasiado si fuera así. Te quiero y te perdonaría aun sabiendo que sólo fue un juego de tu parte. Pero me gustaría que me dieras alguna explicación, porque me dijiste que fue un error y nada más y todo quedó por eso y yo opte por no tocar más ese tema pues prefiero tenerte cerca como amiga a no tenerte.
Tú sabías lo que me pasaba desde el momento en que empezaste a provocarme más, no sé si en broma o en qué manera pero yo me lo tome muy en serio y con esas cosas no me gusta jugar, y te lo dije que siempre me habías gustado nada más que te respetaba como la amiga que eras.
Me contuve mucho tiempo para no decir todas estas cosas que siento y que pasan por mis Cartas y mi corazón pero no puedo más. 
Perdón por hacerlo de esta manera pero como ya lo dije antes me expreso más de esta manera que personalmente. En este momento me siento mejor y aliviado tan sólo por descargarme escribiendo esto aunque no sé si en algún momento te lo enviaré o lo llegaras a leer.
Para que tengas una idea de lo que siento, lo que significas para mí y que tanto pienso en ti te quiero mostrar esto que obviamente escribí pensando en ti...


El recuerdo de tus besos...
Me siento tan perdido sabiendo que todo,
el amor que siento jamás será correspondido.
Por un momento pensé que podía ser feliz junto 

a ti, pero en ese instanteme di cuenta que no eres
para mí.
No puedo imaginarme
viviendo tan cerca de ti,
y no poder siquiera tocarte
y mucho menos besarte.
Sólo me queda el recuerdo
de los besos apasionados,
que te di aquella noche de verano
cual dos eternos enamorados.
Pero en ese instante comprendí
que tu no eras para mí.
Simplemente fui
quien desafortunadamente,
estuvo en tu camino
y quiso el destino
que tu cuerpo acariciara
y tus labios besara.
Sólo me queda recordar
esos besos, tu piel,
tu aroma, tu mirada
y con eso vivir
mi dulce amada.
Esto es tan sólo una muestra de las cosas que he escrito pensando en ti y tratando de encontrar la manera de tenerte conmigo.
Me gustaría creer que después de leer todo esto todo cambiara, pero sé que eso no ocurrirá.
Espero que después de saber todo esto aunque supongo que ya lo sabías, nada cambie y siga todo igual porque me dolería mucho que me ignores o te comportes distante...
Te quiero mucho, mucho más de lo que te imaginas.

Carta dedicada a mi amiga Katia.
Fredy 

jueves, 5 de abril de 2018

CARTA DE UNA ENAMORADA POR INTERNET QUE ESTÁS CADA NOCHE EN EL CHAT....GRACIAS A TI POR ESTAR AHÍ.


Fue una tarde detrás de cualquier otra, nunca pensé que empezaba una nueva etapa para mí; siempre he sido contraria a estas pantallitas chupa cerebros que están tan de moda.
Pero aquella vez envuelta en mi soledad, tanto física como espiritual, necesitaba viajar aunque fuese con mi mente y ayudada por una absurda máquina, era mi billete al país de la ilusión.
Sin saber casi ni como y ayudada de unos estúpidos apuntes, entré en ese mundo virtual que no tiene fronteras, ni edad, ni raza, ni color, comencé a navegar como dicen en el idioma del ciudadano del mundo del siglo XXI.
Poco a poco me fui encontrando más cómoda, empezaba a disfrutar de cada página, como disfrutarías de cada paisaje desde la ventanilla de un tren.
Visité lugares de ensueño que nunca pensé que podría llegar a ver, ciudades encantadoras, museos apasionantes, países orientales, tribus del amazonas, resultaba envolvente tanta riqueza a través de esa pantalla de 30x30.
Y por qué no, también tuvo su debut el apasionante mundo del chat, gente de todo tipo y a cualquier hora, sin fronteras que separen a unos de otros, y dejándose llevar por su imaginación, cada cual se expresa de la manera que mejor entiende y cada uno lo entiende de la manera que mejor sabe.

El hombre del chat, mi amigo, mi compañero, mi confidente, una mezcla de sentimientos que ni yo misma entendía, me tenía ocupada todo el día.
Parecía una quinceañera soñadora e insensata que daba rienda suelta a su imaginación, solo pensaba en sentarme un ratito a charlar con ese desconocido que tanto me perturbaba el sueño y a la vez me complacía con su seductor modo de tratarme, incluso a estas alturas de mi vida me hacia sonrojar con tanta delicadeza, que me parecía sentir su respiración en mi cara como una ráfaga de aire fresco en una tarde de invierno.
Puede parecer absurdo que una persona llegue a necesitar tanto a otra sin apenas conocerla, sin haber intercambiado una mirada , un gesto, tan solo por lo que dice de si mismo y por una impresión fotográfica a veces un poco borrosa, en la que dejas ver solo lo que tú quieres.
Llegas a hacerte tan dependiente de sus conversaciones, que el día que enciendes esa maquinita y no está, es como si sintieses una presión en el pecho que solo con la madurez entiendes.
Dicen que es imposible sentir lo que siento por alguien que está tan lejos de mí, pero no es así, no esta lejos, esta ahí cada vez que pienso en él y cada vez que lo necesito.
A pesar de la distancia, uno siempre tiene que mantener contacto con esa persona especial pues no sabemos con exactitud cómo se siente o si le ha pasado algo en su día a día. A pesar de la distancia, debemos estar siempre juntos en el alma y el corazón aunque no sea posible estarlo de cuerpo, y mantener viva esa llama del amor y la pasión, y sobre todo la emoción que embarga nuestros corazones al ver que nuestro querido o querida está en línea.


Quería darle las gracias, por todos los momentos que me da y pedirle disculpas si me tomo atribuciones que no me corresponden, si le agobio con mis problemas y si le robo tiempo para con los suyos.
Gracias por escuchar y por hacerme sentir especial, poca gente tiene el privilegio de encontrar a alguien como él.
Un beso, ...una enamorada en silencio...tu amiga.
Alice...
La amistad y el amor por internet son maravillosos cuando son de sentimientos verdaderos, pero siempre hay que tener la precaución con gente inescrupulosa y malvada que intentan engañar...si alguna veces van a encontrar con alguien nunca vayan solas...

miércoles, 4 de abril de 2018

TE AMO EN LA DISTANCIA Y TE EXTRAÑO...VIVE EN MI MENTE Y EN MI CORAZÓN...

¿Cómo pensar que no te extraño, si eres todo lo que tengo?...
no te alejas de mi mente, aunque estés físicamente ausente
extraño tu censura y tu malicia, tu andar sereno y preciso
que complementan mis vicios, mis caprichos, mis excesos
extraño mucho tus besos.
Donde quiera que estés y donde quiera que vayas yo estaré aquí soñándote y esperándote.
Te quiero aquí, estés donde estés. Pienso en ti, vayas a donde vayas. Confío en ti, digan lo que digan. Porque te amo, hagas lo que hagas.

Te escribo para que sepas que sigues aquí, aunque estés allá.
Eres tú la razón por la cual sonrío cada noche antes de dormir. 
No importa si la espera es larga cuando el destino es tu corazón.
Algún día tú y yo dejaremos de soñarnos para hacernos realidad a besos. 
No importa si yo me apuro, en recordarte que te quiero
para calmar tus desvelos, que siempre te han preocupado
extraño tus advertencias, tus llamadas de atención
tus caricias, tu devoción, tus críticas y tu empeño
en hasta observar mi sueño, cuando aparentemente dormida
no escatimas las medidas, para saciar mis deseos.
Extraño tus comidas y tus dulces, tu forma de elaborarlas
que de forma peculiar, aprendiste a preparar
para saciar un apetito, una vez más lo repito
¿Cómo no te voy a extrañar?
Extraño tus boberías, tus excesos, tus visiones
los masajes, tus mimos y tus manías
y los matices que das a tus deducciones
extraño tu mal dormir, tus virajes, empujones
que me dabas cada día, extraño tu alevosía
en ponerte tan bonita y en hacer cada cosita
que ilusionaba el placer, de sentir que la mujer
que tengo es la más bella y sensual deseable, amorosa 
y confiable, espiritualmente adorable que jamás haya tenido.
Extraño tu pulcritud, tu afán de limpieza diario
y las visitas a deshora de los enfermos del vecindario
siento celos, envidia, de los que comparten contigo
tu sonrisa, tu modestia y tu entrega desmedida
es como si me robaran una parte de mi vida que tenías 
para vivirla conmigo.

Te extraño en el vacío, que en esta casa ha quedado
en el hueco que has dejado, en mi corazón herido
te miro y a veces te veo, te sueño y me desespero
cuando toco y me volteo y veo mi casa vacía.
Falta que tu compañía, para darte su calor
tus caricias y el amor, que son toda la dicha mía.
Preguntabas si te extraño, sin cesar lo repetías
te extraña mi corazón, mis labios, mi cuerpo todo
te lo juro sin alardes mi tesoro yo te extraño y te quiero, 
con el alma vida mía.

En cada hora y lugar siempre has estado presente
y no has dejado de estar en mi corazón latiendo
ha sido muy dura esta abrupta separación
que prueban mi condición, de quererte a distancia
siempre con la observancia de los malos y los amigos
que compartirán conmigo, la espera de tu regreso.
Pasará el tiempo mi amor y el retorno llegará
y con convicción tendrás, a la vuelta de estos años
de separación forzada en vez de debilitado
nuestro amor puro y sagrado se alzará rejuvenecido
y aunque te extrañe y me extrañes, mi amor no perderás
yo siempre estaré contigo.