CON CARIÑO PARA TI.

sábado, 11 de febrero de 2012

SENTADO MEDITANDO EN EL SILENCIO DEL ATARDECER: AYER PENSÉ EN TI.


Sentado meditando en el silencio del atardecer, mientras miles de preguntas invadían mi mente, una luz brillante iluminó como por arte de magia mi ser, acercándose lentamente hacia mí, de pronto sentí en mi pecho los latidos de mi corazón, aquellos que en el ensordecedor silencio, apenas se escuchaban y que con cada paso de aquella presencia se hacían más fuerte y más rápidos. 

Al acercarse a pocos metros, descubrí que aquella presencia era ella, esa chica; que con sólo una mirada me deja rendido a sus pies, que con su sublime sonrisa me envuelve en un mundo de magia y fantasías del cual nunca quisiera escapar, menos al deleitarme con esa música tan sutil y tan tierna que escapa de sus hermosos labios.

Ese día en especial, específicamente en aquel momento donde tenía su presencia tan cerca de la mía, sentí tocar el cielo con las manos y creí estar sentado en el paraíso junto a su lado, un paraíso donde aún el más bello e inimaginable de los sueños no se compararía a tal, al deleitarme escuchando cada palabra convertida en melodía de su suave voz.

En ese momento fui tan feliz, que perdí toda noción del tiempo y todas esa preguntas, que aunque quedaron muchas sin respuestas, otras simplemente se disolvieron entre la nada y no han vuelto a ser mi martirio, debido a que aquella magia que me atrapo en aquel instante despejó muchas dudas y aclaro muchos sentimientos que llevaba encontrados.

De igual forma, sé que una persona nunca llega a ser plenamente feliz, sólo la felicidad se basa en pequeños momentos como en este caso, donde mi alma gritó de alegría, mi corazón palpitó de felicidad y como la vida nos guarda muchos obstáculos que debemos superar no sé si se vuelva a repetir, pero sencillamente espero que esos momentos se vuelvan parte de mi vida cotidiana y que aquella luz sea la que guié mi caminar día tras día por un sendero correcto.

AYER PENSÉ EN TÍ; PENSÉ TANTO QUE SENTÍ GANAS DE DARTE UN REGALO... DESPUÉS PENSÉ "QUE NO SEA UNO SÓLO, QUE SEAN VARIOS". PENSÉ QUE TENÍAN QUE SER COSAS QUE A TÍ TE GUSTARAN Y, ADEMÁS, QUE TE FUERAN ÚTILES. FUE ASÍ QUE, HOY ME LEVANTÉ MÁS TEMPRANO Y FUI A BUSCAR TODO LO QUE IMAGINÉ. COMPRÉ SOL, LLUVIA, VIENTO, ROCÍO, Y TAN SÓLO CINCO GRAMOS DE LÁGRIMAS; COMPRÉ UN PAQUETE DE RAZÓN PARA QUE LA MEZCLES CON OTRO DE SENTIMIENTO; COMPRÉ SINCERIDAD, PARA QUE LA USES SIEMPRE. 

EN EL ALMACÉN HABÍA UN FRASCO ENORME DE COMPRENSIÓN. COMO EL VENDEDOR DIJO QUE ERA POCO VENDIDA, DECIDÍ COMPRÁRTELA TODA. TAMBIÉN COMPRÉ ROMANTICISMO Y GENTILEZA, PARA QUE PUEDAS USARLOS CON LAS PERSONAS QUERIDAS. EN EL ALMACÉN HABÍA UN FRASCO DE ORGULLO, PERO NO TE LO COMPRÉ, PORQUE PIENSO QUE NO TE SERÁ ÚTIL. COMPRÉ CAJAS DE AMOR Y DE PAZ, ASÍ COMO DE ESPERANZA, PARA QUE LA USES CUANDO TODO PAREZCA PERDIDO. ¿SABES UNA COSA?: EN EL ALMACÉN VI ALGO MUY TRISTE; VI MUCHAS PERSONAS COMPRANDO SOLEDAD. TAL ERA LA VENTA DE ESTE PRODUCTO, QUE SE AGOTÓ.

PERO YO, EN VEZ DE ESO, TE COMPRÉ DOS GRANDES PAQUETES DE AMISTAD Y COMPAÑERISMO. FINALMENTE TE COMPRÉ UN GRAN CORAZÓN, PARA QUE PUEDAS GUARDAR TODOS ESTOS REGALOS; AHORA TE LO ENVÍO CON TODO MI CARIÑO, DESEANDO QUE TENGAS UN MARAVILLOSO DÍA Y QUE LUZCA EN TU ROSTRO ESTE PEQUEÑO PAQUETE DE SONRISAS QUE TAMBIÉN TE COMPRÉ !!!!












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge