CON CARIÑO PARA TI.

jueves, 20 de abril de 2017

CARTA A MI EX..GRACIAS POR EL AMOR Y DESAMOR....GRACIAS POR LAS RISAS Y LAS TRISTEZAS...GRACIAS POR SALIR DE MI VIDA....

Querido amor mal correspondido:

Te quiero dar las gracias por todo el tiempo que estuviste a mi lado. Sí, gracias. Sólo un corazón malherido y agonizante puede interpretar la excelente lección de vida que tú me otorgaste. Gracias, aprendí que el tiempo no es mucho ni suficiente cuando tú estás a mi lado, ahora valoro más el tiempo. Gracias, aprendí que los momentos difíciles tienen su razón de ser y en algún momento me unieron más a ti.
Ahora, agradezco que la tristeza pase de vez en cuando por mi vida, es un buen pretexto para recibir un abrazo extra y un hombro confortable para llorar. Gracias, por ser capaz de descubrir mi alma, pues te amé con toda ella y entendí que no soy sólo cuerpo, soy espíritu y soy amor. Gracias, no me diste chocolates el día de los amantes en cambio me diste una sonrisa.
Gracias, no me diste flores en nuestro aniversario, en cambio, me diste una caricia. Gracias, no me diste joyas el día de mi cumpleaños, en cambio, me hiciste el amor. Gracias, en todo este tiempo aprendí que mejor que chocolates, joyas o flores, me diste los presentes que cualquiera sería feliz de recibir. Ahora, mi más sincero agradecimiento.
Gracias, a tu crueldad, a tus mentiras y a tu desprecio aprendí que mi corazón es un guerrero.
Gracias a la violencia con la que lo lastimaste aprendí que es fuerte y se puede levantar. Gracias, lo hiciste llorar tantas veces, que aprendí que las lágrimas desintoxican el espíritu. Gracias, me hiciste tanto, tanto daño, que aprendí que soy un soldado que puede librar mil batallas. Ahora, ya no te anhelo, ya no te siento, ya no te amo.
Ahora, gracias a eso, encontré un médico que reparó mi maltrecho corazón, con paciencia y mucho cariño. Como seguramente te habrás dado cuenta, el no ha hecho tanto por mí como tú.

El simplemente me ama.

Me gustaría regresar el tiempo para no haberte querido como lo hice, pero también me gustaría regresarlo para que me amaras como nunca lo hiciste.
Perdonar es de fuertes, pero es la mejor forma de eliminar todo el dolor que a veces llevamos muy dentro y nos hace daño.
Es el primer paso para olvidar y dejar espacio en nuestro corazón para las cosas buenas, que nos permiten vivir en paz, sin resentimientos, remordimientos ni rencores.
Cuando se libera el interior de lo que hace daño...quedan las puertas abiertas a renovar los sentimientos de amor a nuevas historias que le den vida a tu vida, amor a tu corazón y paz a tu alma...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge