CON CARIÑO PARA TI.

viernes, 7 de abril de 2017

CARTA AL INFINITO... POR UN AMOR PERDIDO EN EL CAMINO...EL AMOR NO DECEPCIONA...DECEPCIONAN QUIENES NO SABEN AMAR.


¿Quién no se ha llevado una decepción con alguien que ama?...
¿Quién no ha sido engañado alguna vez?...
¿Quién no ha tenido que derramar lágrimas?... o lo que es peor, derramarlas hacia dentro, sin que nadie lo sepa.
Me enseñaste a vivir contigo, pero ¿cómo vivo ahora si no estás aquí? ...
Qué triste es ver pasar los días y darte cuenta de que realmente nada dura para siempre, más si tienes el ejemplo de tu propio amor.
Cuando la tristeza te invade ciega tu alma y no te deja ver la realidad claramente y aunque puedas sacarla de ti, no te animas a hacerlo.
 La noche es esa que te hace recordar a quien amaste; te hace lamentar las cosas que nunca hiciste y te hace escribir a quien ya no te lee.
Una de las cosas más difíciles en la vida, es tener palabras en tu corazón que no se pueden pronunciar.


Reina de mi alma, 
el presente correo es tan solo un grito al infinito; 
que se convertirá en un eco en una montaña.
Será un grito silencioso que eleva mi alma 
y que en medio de este silencio infinito 
que al que condenaste mi desahuciada alma.
Te amo, es claro eso, mi alegría depende de tu bella mirada; 
mi soledad es mi amante y como asesina despiadada 
me apuñala con recuerdos donde mi cuerpo 
se funde eternamente y apasionadamente en un momento 
de infinita ternura y amor.
Por ello, cuando cierro mis ojos 
se eleva una plegaria al todopoderoso 
suplicándole para que en su infinita misericordia 
nos dé una oportunidad para estar juntos 
y para que seamos guiados por el mismo y no la desaprovechemos.
Mi alma siente el vacío de la soledad 
y el frío de la soledad se acaricia 
con el calor de esta bella ciudad; 
yo solo gasto mi vida recordándote.
Yo sé que nadie va amarte como yo; 
lo sé, no soy ni un poco parecido a lo ideal 
pero aún me faltan muchos te amos por decir.
Te fallé, 
sé que esperabas y puedo dar más de mí.
Hoy nuevamente muero sin ti; 
la adversidad baila y celebra nuestra desdicha 
y la muerte de mi amor es mi alimento; 
Dios nos encamine y podamos acallar esta pesadilla 
que me lleva a mi fatal desenlace 
con mi alma desnuda y penitente ante tu amor.


El amor no miente, la gente sí. El amor no se va, la gente sí. El amor no te hará daño, la gente sí.
Voy a sonreír como si nada estuviese mal, hablar como si todo estuviese perfecto, pretender que es un sueño, y hacer de cuenta que no me haces daño, y aunque pase el tiempo aún te amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge