CON CARIÑO PARA TI.

viernes, 3 de octubre de 2014

CARTA DE HOMENAJE DE UNA HIJA A SU MADRE LA CUAL DEL CIELO HIZO SU NUEVO HOGAR. IMÁGENES LINDAS CON FRASES Y PENSAMIENTOS.


Madre...
Como una bella rosa de castilla, que con sus suaves pétalos perfuman pero que su tallo hiere con sus espinas, así es el recuerdo tuyo madre mía.
Al ver tu foto me lleno de alegría, pero al recordar tu ausencia el alma me lastima.
Estoy segura que el día en que tu naciste, madre mía, el cielo se vistió de gala y fue así que anuncio tu llegada. Tan sin embargo, el día que falleciste, a mí me consta que hasta el día se puso triste. El pobre Sol no pudo mas con su dolor, detrás de nubes tuvo que esconderse y el cielo empezó a obscurecerse. Las nubes blancas de negro se vistieron y desde lo alto del cielo sus lágrimas cayeron.
Los recuerdos son muy traicioneros, nos persiguen, nos acosan, y cuando más los necesitamos, como fieles amigos se postran.
Grabada en mi memoria llevo la imagen de tu rostro, recuerdo que jamás se borra ni se olvida, ni aunque sea a tan alto costo.
Las lágrimas que mis ojos han llorado por tu ausencia, mares podrían llenar. Que pena que la vida no te pueda regresar.
Que triste es mi vida, vivir sin esperanza, pues la realidad hay que aceptarla, nos separa mas que la distancia.
Los días se me hacen largos, las noches son eternas, para mi no hay consuelo que me regrese aquella voz materna.
Por cosas del destino a tu vida llegó una crisis, un año fue lo que por tu enfermedad sufriste. Tu fin se aproximaba y tu muy decidida tu muerte pronunciabas.
Te miré tomar tu último respiro, y al besar tu frente fría, de tus labios ya no salió ni un “Dios te bendiga”.

Fuiste siempre distinta y especial y tu ultimo día en la tierra no fue excepción, ya que te fuiste el 8 de Diciembre, el Día de la Inmaculada Concepción.
Aquí en la tierra se cumplía tu jornada, que incluía dos nietos que con su última despedida mostraron cuanto te adoraban.
Un viejito solitario has dejado, a pesar de su dolor se ha resignado, que su compañera de treinta y seis años se ha marchado.
Ahora el solito se hace cargo de todos los asuntos, los mismos que si no fuera por el cruel destino, estuvieran atendiendo juntos.
Tremenda soledad me invade, al reconocer que el resto de mi vida, viviré sin ti adorada madre.
Como esa rosa de castilla, que cuando se marchita deja su semilla, así me he quedado yo, tu hija que te ama y que no te olvida.
Nora Suaste.

Hija...
Te escribo para decirte que estoy bien, plena... No necesito cuerpo para sentirte, veo desde mi corazón; ya no me hacen falta las palabras, ahora veo el inmenso amor que hay en ti y en todos los seres. Estoy fuera del tiempo, no mido si mi tiempo contigo fue corto o largo, para mí fue precioso, mi paso por la vida fue tal como debió ser, vine a aprender y a hacer aprender a los demás. Y tú hija, ¿Qué has aprendido después de todo esto? Cuando me fui todo te pareció oscuro, pero yo me encargué que mi amor fuera la Luz que iluminara tu corazón para siempre. Ahora vas a comenzar a ver que eres muy fuerte, pues tienes mucho que aportar allá en tu vida; hay almas que te aman y te necesitan, tú estás llena de amor para dar. El mejor regalo para mí es que no te escondas y “desperdicies” tu vida, llorando, lamentándote porque yo no estoy. Yo no quiero volver, estoy llena de paz. Yo no necesito que te vistas de oscuro, ni que andes triste. Y si lo estás, es que sólo piensas en “tu pena” o “en tu dolor”, pues acá donde estoy solo existe alegría y amor.Cada mañana piensa: “El mundo me necesita, voy a dar testimonio HOY del amor que siento por mi madre, seré valiente y trataré de seguir adelante dando toda la Luz que pueda”.

Tu vida tiene un sentido, tu dolor enorme sé que se va a transformar lentamente en un verdadero milagro. La oruga no nació para ser oruga y quedarse llorando el dolor escondido en un capullo, la oruga se entrega al amor de cuerpo y alma , y ese DIOS que es todo amor, hace que ese ser que se arrastraba pesado y cabizbajo pueda volar liviano y descubrir la belleza de la vida. Sé que no existirá un día en que yo no te haga falta, que me recordarás a cada rato, que las fechas te van a costar. Pero yo te quiero VIVA ¡Respira, siente, conversa, entrega amor, ríete, vuelve a ser niña! Que mi partida no te llene la vida y te transformes en una sombra de lo que fuiste cuando estábamos juntas. Tú estás en el Mundo, tienes una misión que cumplir y nunca lo olvides eres única e irrepetible.

Hija...
 Tu vida tiene un sentido, tu dolor enorme sé que se va a transformar lentamente en un verdadero milagro. La oruga no nació para ser oruga y quedarse llorando el dolor escondido en un capullo, la oruga se entrega al amor de cuerpo y alma , y ese DIOS que es todo amor, hace que ese ser que se arrastraba pesado y cabizbajo pueda volar liviano y descubrir la belleza de la vida. Sé que no existirá un día en que yo no te haga falta, que me recordarás a cada rato, que las fechas te van a costar. Pero yo te quiero VIVA ¡Respira, siente, conversa, entrega amor, ríete, vuelve a ser niña! Que mi partida no te llene la vida y te transformes en una sombra de lo que fuiste cuando estábamos juntas.
 Toda mujer merece un homenaje y con mayor razón una madre  que se ha ganado el cielo.

 Tú estás en el Mundo, tienes una misión que cumplir y nunca lo olvides eres única e irrepetible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge