CON CARIÑO PARA TI.

sábado, 24 de marzo de 2012

CARTA DE DESPEDIDA DE EDITH Y SANDRA A SUS EX AMORES.



Nadie dijo que el sendero de la vida sería fácil.
Nadie dijo que la separación no causaría sufrimiento.
Nadie dijo que las despedidas serían dolorosas.
Nadie dijo que el pasado si lo mantienes vivo te atrapa.
Solo se debe guardar los bellos momentos vivídos.
Los momentos tristes echarlos al olvido.
Te agradezco los minutos regalados, aún recuerdo cuando estabas a mi lado y juntos prometimos jamás separarnos. No sé que pasó si fue la distancia o el tiempo pero el día de decirnos adiós ha llegado, no encuentro un culpable en nuestra despedida por más que lo busco, lo único que encuentro es una herida.
Solo queda la huella y el recuerdo de los buenos vivídos y quedarán en mi memoria por siempre.
Quisiera regresar el tiempo para verme otra vez a tu lado y así poder decirte cuanto te amo pero lamentablemente tu ya te has marchado
Te fuiste y no te importo nada, y no te diste cuenta de la herida que dejabas en mi alma, quisiera poder serrarla pero no lo concibo.
Sacarte de mi alma será mi mejor alivio pero cada vez que trato de olvidarte me ata a ti un recuerdo fallido. Regresa te grita mi alma porque en mi corazón hay un vacío y mi mal comportamiento no lo justifico pero se debe a que no estas conmigo que acaso no entiendes que te necesito pues lo único que haces es aumentar este vacío
Pero aún así con todo esto lo agradezco inmensamente todos esos preciosos momentos que viví contigo te amo.


 Edith 
MIS RECUERDOS
Sentada sobre mi cama
escribiendo esto para ti
por mas que quiera olvidarte
tu recuerdo siempre viene a mi.
Recuerdo tus ojos
que me embrujaban al verte
extraño tus besos
con esa pasión ardiente.
Por más que pasan los años
y a pesar del daño que me hiciste
aunque intente e intente
no te saco de mi mente.
Podrán llegar otros amores
podrán traer más dolores
pero en cada uno de ellos
tu recuerdo y mi tormento es eterno.
Por mi mente pasan
lo bellos momentos
mientras que por mi cara
lágrimas de sufrimiento.
Espero que algún día
mientras cierres los ojos
mi recuerdo llegue a tu mente
y en ese instante te des cuenta
que lo que dejaste fue para siempre.
Ojalá que llores arrepentido
y ojalá que mueras de dolor
para que en ese instante sientas
lo que estoy sintiendo yo.
Sandra Rodríguez Mancillas .


Cuando se termina una relación y la despedida es reciente, es cuando el corazón queda herido, y sangra esa herida en cada recuerdo, en cada pensamiento del ayer, y parece que esa herida quedará abierta por siempre.
Eso va a depender de cuanto tiempo le des vida a esos recuerdos.
Las heridas se sanan cuando renuevas la mente, cuando cierras la puerta de un pasado que hoy es solo eso, una etapa de la vida que quedó en el lugar que le corresponde, que es el pasado.
Cuando mires atrás lo negativo está encerrado y solo recuerda los bellos momentos vividos que te hagan sonreír.
Si bien el tiempo es parte de la terapia del olvido y de la tristeza, a veces el lapso es demasiado extenso.
La mejor terapia de sanar las heridas es amarse levantando la autoestima y de saberse importante en este mundo, porque Dios así lo quiso.
Hay que  aprender que cada etapa tiene su tiempo y cada uno lo puede acortar, o dejar que se dilate en el tiempo.
Las penas de amor duran el tiempo que tu quieras que duren, porque todo está en la mente y en lo que deseas pensar, cada ser es dueño de su propia mente y sus pensamientos, las ordenes que le damos son los resultados que obtenemos.
Refugiarse en el amor de Dios también es un paso importante para aliviar la tristeza pero no podemos dejárselo todo a Dios, porque por algo Dios nos dotó de inteligencia para solucionar nuestros propios dilemas.


Un sendero llano y directo en la vida, no te enseña a crecer, y termina por ser aburrido y rutinario.
Un sendero con altos y bajos, con obstáculos difíciles de pasar, son los senderos que te enseñan a tener fortaleza,  aprender de los errores y te hacen crecer como persona,  adquiriendo sabiduría y experiencias para triunfar en lo sentimental, espiritual y material.
Nunca permitas que el dolor de un amor que no pudo ser te deje atrapada y arruine tu vida.
Recuerda que Dios, tiene el control de nuestras vidas, y el destino de quien te acompañará toda la vida.
Los que no ha de ser....pasara como una etapa de vida que tenías que vivir.
Da gracias a Dios por cada día de tu vida y de los que amas, porque Él te ama y estará cerca de ti, si así tu lo anhelas.
http://1.bp.blogspot.com/-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge