CON CARIÑO PARA TI.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

CARTA DE UNA ADOLESCENTE, A SUS PADRES EN AÑO NUEVO.


Mamá y papá lindas palabras que me enseñaron a decir desde niña.
Papa, quiero decir algo antes de que sea demasiado tarde y el día de mañana no estés por eso quiero decirte lo que siento.
Te quiero.
Se que nunca te lo digo. Tal vez por que me da pena, pero en silencio y en mi mundo, siempre pienso en ti y pienso como estarás.
Se que a veces soy egoísta porque me encierro en mis cosas. Pero eso no quiere decir que no te quiero, a lo mejor no se como demostrarlo y quiero que sepas esto papá:

Te quiero porque…
Porque entre mas humano te veo mas te quiero y te admiro. Saber que eres tan humano como yo eso si es de importancia, porque se cuanto sufres. Se que a veces tienes problemas pero lo guardas en tu silencio con mi madre para no preocuparnos.
Sentirte como yo de carne y hueso, sentir que sientes como yo, que eres capaz de levantarte ante alguna derrota y volver a empezar de nuevo, pero para hacerlo mejor. Eso para mi es de importancia
Porque desde niña, la mas linda palabra que me enseñaste a decir “papa”, que hoy digo con cariño, emoción, orgullo y sobre todo con amor.
Por eso te digo esto antes de que sea demasiado tarde.

Mamá, tú que siempre estas conmigo, ahora quiero decirte lo mucho que significas para mí porque no quiero que sea tarde.

Y después no haber podido haberte dicho esto.
Tu corazón es bueno, se preocupa por sus hijos. Entiende. Les das consejos y se preocupa por ellos. Por eso hoy quiero que sepas esto:
Te agradezco porque...
Antes que nada, porque eres mi madre. Me cargaste 9 meses en tu vientre y porque desde ahí acariciaste mi frágil cuerpo.
Por enseñarme a decir esa linda palabra que hoy me gusta decir con amor y cariño: “mamá”.
He logrado saber de tus desvelos y de tus sufrimientos. Se cuanto sufres cuando lloro.
Se que hay veces que no necesitamos tantas palabras para expresar lo que sentimos. Solo con una palabra sabemos cuanto nos quieren.
Y se que ya soy una adolescente pero soy muy sensible. Que con cualquier cosita me siento triste o me alegro, pero hay a veces que necesito de tus consentimientos y necesito tu ternura. Tu calor. Tus consejos que me enseñan sobre la vida.
Quiero agradecerte por haberme cargado 9 meses en tu vientre, por darme de tu pecho, por darme la vida, tu sangre. Por darme tu tiempo, tu espacio y parte de tu cuerpo.
Y le doy gracias a Dios por darme el mejor regalo de mi vida. Gracias por tu amor incondicional que me das a tu manera. Por el tiempo que tomas en mí y te preocupas.

Por eso les digo hoy:
Gracias por su tiempo. Su amor. He logrado saber de sus desvelos y los he visto pensado en mi futuro. Ahora se, que de tanto que me quieren, sufren mas que yo cuando me regañan o son duros
El poder y la persona misma desaparecerán, pero la virtud de unos grandes padres vivirá para siempre.
Hoy que estamos a las puertas del un nuevo año. he querido escribir esta carta en agradecimiento a todo el cariño que siempre he recibido......a todos sus desvelos y preocupaciones que he causado......a los valores que me han inculcado........y el haberme traído a la vida y hacerla feliz.
Hoy solo quiero decirles cuanto los amos, y desear lo mejor que existe en este mundo para vivir feliz.

FELIZ AÑO NUEVO Y QUE EL GRAN AMOR DE DIOS ESTÉ SIEMPRE EN NUESTRAS VIDAS.....EN NUESTRO HOGAR......EN NUESTRA FAMILIA......Y EN TODA LA HUMANIDAD.
Adriana Aracely



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada