CON CARIÑO PARA TI.

viernes, 4 de noviembre de 2011

CARTA DE UN SOLITARIO, AL AMOR DE MIS SUEÑOS.



Hay momentos en los que pierdo las esperanzas de tu existencia, pero cierro los ojos y te observo ahí en mis sueños, y desde aquí te digo: “Te esperaré yo sé que existes… pero no tardes porqué tengo muchas canciones para cantarte”.
No te conozco aún amor mío, pero te amo, desde hoy te amo, y ansío verte y que nuestras almas se fundan en una profunda infusión de amor, en un punto donde solo existamos tú y yo, en un momento que ambos deseemos congelar para toda la eternidad.
Muchas personas que pasan por mi vida, dicen que tengo puesta una barrera, y realmente mi amor, ¡es cierto!, tengo puesta una barrera para que nadie toque lo que desde ahora ya te pertenece.
Tal vez sean horas, días o años los que tenga que aguardar por ti, los que tenga que mantener todo este amor que tengo para darte, pero al saber que al final de la espera estarás tu ahí, acepto gustosa y mientras tanto soñaré contigo, con el día en el que por fin llegues a mi vida.
He hecho un pacto con el corazón, el me dirá quien eres, se saldrá de cause y vibrará de emoción, cuando mis ojos te vean, mis oídos te escuchen y mi piel te sienta… entonces el me dirá: “Es él… es a quien tanto has esperado… es el ser más amado sobre la faz de la tierra… Es él”.
Te amo por favor: ¡No tardes!


Nunca se debe estar con quien no amas por miedo a la soledad, ten presente que el digno de tu corazón, existe..
ú, mi amor, te escribo la mas bella poesía, eres todo lo que me hace soñar, y cuando escucho la canción mi mente vuela para ir a tu encuentro, y sueño que escuches mi corazón cuando late fuertemente cada vez que sueño en ti.
Siempre soñaré que estoy contigo, tú me haces escribir poesías sueltas que nacen de un corazón enamorado. Tú y tus atenciones hacen que todo mi ser quiera estar contigo, amándote, sintiéndote, deseando que sientas fuertemente este amor...
Te lo digo por todos mis costados, tu amor es todo cuanto sueño, y mis palabras no serán las de un poeta, sino sólo las letras de un hombre enamorado de ti.


Mi amor, sólo deseo saber que me amas, más allá de todas las distancias, quiero y necesito saber que por ti soy nombrado, que tu corazón me pertenece, que soy yo el que siempre hace que tus días sean más alegres y me ames como todo lo que soy, nada especial, nada de perfecciones, sólo soy quien te sueña y te desea, anhelando estar a tu lado, amándonos los dos.
Cada momento es diferente, hoy por ejemplo, mis letras tienen otro tono, tienen el tono de un hombre que ama en todas las dimensiones. Mi teclado hoy escribe de otra manera, escribe de una esperanza, de un nuevo porvenir, de un futuro. Miro, suspiro y no estas junto a mí, ya vez mi amor que cada poesía de amor tiene unas letras distintas...
Así quiero amarte yo. De tanto que te he escrito a veces ya no sé lo que me queda por escribir, pero cuando me paro y lo pienso me doy cuenta de que por muchas letras que escriba, por muchas noches que no duerma, por mucha lágrimas que gaste nunca existirán letras suficientes para explicar todo lo que hay dentro de mi, para expresar el sentimiento de cada instante amándote.
No, no hay letras en el mundo ni palabras tan bellas, que llenen mi corazón con la satisfacción de haber mostrado en cada palabra, párrafo o poesías completa lo dentro que te llevo. Habitas en mi corazón desde el día en que te conocí. Amor mío... sé que existes... que estás ahí... y te vea o no... Siempre te siento...
Por eso... y a pesar de tanto que te he escrito, sé que siempre habrá palabras para ti mi amor... tu ángel de la vida.


Soy un joven solitario y que vive enamorado y en carta escribo lo que siento.
Microbott

He llegado a este mundo imaginando tu ser, ideando tu figura, pero mi mente no ha de formar una descripción tan maravillosa.
Porque no me he de conformar con tan solo esta descripción inconclusa?
Si para mi esta pequeña ideología tuya provoca en mi los sentimientos más profundos.
¡No!
Pero mi corazón no se resigna al hecho de no poder llegar a tenerte en mis brazos, rozar tus labios de miel, sentir tu sutil aroma, el solo anhelo de llegar a reflejar tus ojos en los míos hace que mi corazón se sumerja en un éxtasis infinito.








Se supone que nace de uno todo esto. De querer aferrarse a algo y querer saber de que existe o que esta ahí.
Es una nebulosa gigante la que tengo aun. Y nada me es claro. Tengo algunas falsas alarmas, unos suspiros y otros ahogos. Estoy a la vez "radiante y jodido" sin saber si existes, ahí en algún lugar lejos de la nebulosa de mi confusión y mis ganas de poner mis pies en tierra firme.
Hasta me he llegado a preguntar la tontera de si realmente al fin de este camino estas tu, de si soy digno de recibir el amor, la amistad y la comprensión que al menos veo disimulado en las acciones de la gente que me rodea frente a sus prójimos-pareja.
El sentimiento que invade, es como estar en el espacio quizás, que flotas, todo es frío, lo ves pero no lo puedes tocar; ves estrellas, ves planetas, ves sistemas, entropía... pero no puedes realmente sentirte como parte del todo, como un mero espectador de lo que sucede, y lo único que se sostiene en la mano es una pasaje de ida hacia una estrella (tu), que todos me han garantizado que es el correcto, que todos me dicen "solo tienes que esperar".
La espera se me hace infinita y el tiempo se expande y mi espacio se contrae, en uno cada vez más y más pequeño donde apenas respiro, pero yo aun tengo mi ticket de ida hacia ti, en la forma de FE.

Fe de que algún día después de salir de mi nebulosa, de mis escudos, de mi timidez y de mi ceguera, te pueda encontrar y reunirnos en el más tierno abrazo, y me puedas regalar todas tus experiencias, y tus palabras...
No se quién eres. Tienes la forma de las niñas que pinchan mi alma, intentando despertarla de su sueño, uno que ya lleva años... a veces tengo corazonadas sobre quien puedas ser, pero suelo equivocarme.
Es miedo, un poco de inocencia, mucha timidez e inexperiencia. Pero un corazón gigante y amor que cruza fronteras, que se desperdició una vez, pero estoy dispuesto a desperdiciarlo de nuevo si es necesario…
solo dame una señal, para poder reconocerte aunque sea a lo lejos, como los faros que indican "tierra!" a los grandes barcos que llegan de sus travesías.
Un faro que, en la luz de tus orillas, me indique que mi travesía terminó, que te encontré… y decirle al tiempo que me privó de ti, que ya no tengo miedo a nada...
No existe tal luz aun, solo fe.
Alo?
Aun nada. 
Solo sigo soñando, 

Solo sigo esperando.....¿Serás tu?
Max



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge